• (+34) 93 777 56 17
  • info@totreforma.cat
  • DL a DV de 09:00 - 13:00 h | 17:00 - 20:00h · DS de 10:00 - 13:00 h

Consejos prácticos para viviendas en invierno

Cuando llueve y las temperaturas descienden, pueden aparecer problemas que causan el frío en tu hogar. Esto conlleva que tengas que hacer un gasto extraordinario en sistemas de climatización, haciendo que tu factura de energía sea mucho más alta a final de mes. En este artículo te mostraremos cuáles son esos problemas y cómo combatirlos para mejorar tu calidad de vida.

Problemas en casa asociados a bajas temperaturas y lluvias

Los problemas más comunes que aparecen cuando llega el invierno son las goteras, el moho y, sobre todo, las humedades. Además de romper la estética de tu vivienda, pueden provocar grandes resfriados y otros problemas de salud más graves. Por ello, es indispensable que intentes evitarlos.

Tipos de humedades en el hogar

Existen dos tipos diferenciados de humedades que pueden aparecer en tu vivienda y que pueden provocar manchas oscuras y desconches en paredes y techos.

Por un lado, existen las humedades provocadas por filtración, generadas porque el agua del exterior se introduce en el interior de la casa. Suelen estar producidas por la lluvia.

Por otro, las humedades por condensación que suelen aparecer cuando la temperatura del interior de tu vivienda tiene una temperatura superior a la que hay en el exterior.

Consejos para aislar tu casa del frío

Existen algunos consejos que podrás llevar a cabo para ahorrar en tus facturas de calefacción. En algunas ocasiones, puede ser conveniente solicitar un presupuesto para reformar la instalación de ventanas o colocar aislamientos interiores en las paredes. El objetivo es conseguir el máximo rendimiento energético.

Coloca cortinas que sean de tela gruesa para que frenen el paso del calor o el mismo se pueda escapar por las ventanas hacia el exterior. Si notas que entra frío por algún hueco, intenta sellarlo con silicona para evitar esa pérdida. No te olvides de abrir, tanto persianas como cortinas, durante el día para aprovechar la entrada de la luz del sol y que caliente las estancias.

Para que no hagas un uso indebido de tu sistema de calefacción, te recomendamos que instales un programador y pongas la calefacción entre 20 ºC y 22 ºC. De esta forma, evitarás la condensación y, por tanto, las humedades. Además, cerrando las puertas de las habitaciones que no utilizas, también conseguirás aislar del frío tu vivienda. Si en ellas dispones de radiadores, apágalos para que no consuman.

Otro consejo práctico es que coloques un deshumidificador para absorber el exceso de humedad sin que se reseque el ambiente. Intenta no colocar muchas plantas en el interior porque favorecen la aparición de condensación y asegúrate de instalar un extractor de aire en el baño para que elimines el vapor que se genere cuando te duches.

 

En conclusión, existen problemas que producen humedades en tu hogar pero también prácticas soluciones que podrás llevar a cabo de forma fácil y rápida.

Deja un comentario

Cookies

Solicitem el seu permís per obtenir dades estadístiques de la seva su navegació en aquesta web, en cumpliment del Reial Decret-llei 13/2012. Si continua navegant considerem que accepta l'ús de cookies. política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies